sábado, 14 de diciembre de 2013

La educación infantil en Singapur

Verbena no tiene fronteras, la buena educación infantil tampoco

Haz clic en la imagen
para ver la presentación
Ha llegado a nuestras manos el currículo de educación infantil de Singapur –ese país que ha quedado en los primeros puestos de PISA 2012 (2º en matemáticas, 3º en lectura)–.

Sorprendente, estimulante, centrado en el niño, trufado con citas de Vigotsky o Gardner. No hemos podido resistir y hemos traducido el prólogo escrito en 2012 por Heng Swee Keat, el Ministro de Educación de Singapur. Y como podrás suponer cuando lo leas nos produce una mezcla de envidia y de nostalgia. Con un discurso similar surgió Verbena, y con un discurso opuesto fue cerrada. Para leerlo vete al desplegable.

De cualquier manera más valen las 28 imágenes que hemos cogido de la publicación (algunas –muchas– las reconocemos como propias).

En Singapur, el Ministerio de Educación reconoce que el desarrollo durante los primeros años de vida es crucial, ya que es el período en que los niños preguntan, exploran y descubren el mundo que les rodea. La educación preescolar incluye despertar la curiosidad y el sentido de la maravilla por el mundo que les rodea. Ofrecer oportunidades para que los niños aprendan habilidades sociales —como aprender a trabajar y a jugar con otros— y construir su confianza. También desarrollar una disposición hacia el aprendizaje que permanezca con ellos a lo largo de su vida. Los niños que tienen confianza en sí mismos y ganas de aprender están listos para la siguiente etapa de aprendizaje y tienen más probabilidades de tener éxito en la escuela.

Debemos ayudar a cada niño a construir su confianza a medida que progresa a través de tareas
cada vez más desafiantes. Debemos empezar bien y empezar pronto. Una buena educación infantil proporciona la base para el aprendizaje. Las escuelas de infantil deben utilizar el juego para estimular el aprendizaje de los diferentes lenguajes y las habilidades socio-emocionales. Debe ser útil y divertido, invocar un sentido de curiosidad y sembrar el amor por el aprendizaje. Creo firmemente que es este sentido de la maravilla,  esta perseverancia y esta sensación de compentencia lo que hará de cada uno de nosotros un aprendedor de por vida.

Debemos continuar siendo reflexivos y estar abiertos al futuro. Debemos estar dispuestos a ser audaces para sembrar las semillas del éxito futuro. Este renovado currículo de infantil enfatiza los principios de enseñanza y aprendizaje que son relevantes para el desarrollo de competencias de los niños pequeños para el siglo XXI. Se basa en conceptos clave, principios y estrategias del currículo existente con el fin de articular lo que constituirá la calidad de la educación infantil en Singapur.

Queremos equipar a nuestros niños con una base sólida para el aprendizaje permanente. Nuestro objetivo es claro: ayudar a nuestros niños a construir unos cimientos buenos, ajustados a la edad, estirnular su curiosidad y desarrollar su sentido de la confianza.

Heng Swee Keat
Ministro de Educación de Singapur, 2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario